El butacón del Garci

Aquella primavera del 99

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Aquella primavera del 99, la guerra en Yugoslavia se coló como una serpiente traviesa por las rendijas de nuestras vidas. Slobodan Milosevic, presidente de Serbia, comunista, megalómano y manipulador, dio rienda suelta a su delirio de una Gran Serbia, un bloque capaz de imponer, por la razón de los cañonazos, criterios imperialistas a sus vecinos.

Los últimos días del año siempre es lo mismo

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Los tópicos dicen que los últimos días del año son días para que el corazón de las personas se abra y por sus ranuras entren vahos de bondad y láminas de generosidad. A veces, el corazón de las personas es un bloque de mármol y la codicia sigue dibujando sombras en sus paredes.

Esta vieja España

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

España envejece, han dicho. En realidad, hace mucho tiempo que se está descascarillando como la cal seca que cae de las paredes de los pueblos que un día dibujó Serrat. Envejece a puro bostezo, harta de gritar por la igualdad que un día le contaron y esperar sueños de Justicia donde solo encuentra socavones con sangre.

Políticos en los platós

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

En medio de tanta confusión, con el miedo agarrado al cuello de Europa como una bufanda de alambre, los ciudadanos de la vieja Hispania luchan para salir indemnes de un día a día que los acuchillan. Mientras,  los políticos y sus asesores se estrujan el cerebro para mostrar su “lado humano” en las previas del 20-D. Todo vale para conseguir un voto.

En el nombre de nadie

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Cada palada de ira, cada golpe de gatillo, cada soplo de vida cortado para siempre, nos produce un dolor tan fuerte como el estallido de una ola en plena noche. Nadie puede matar en nombre de nadie. Eso es mentira: matan en nombre de ellos mismos, en nombre de su ambición, de su codicia. De sus miedos.

Cataluña, la parodia nacional

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

“¿Un orinal? ¿Llamas un orinal al sudor y la sangre de tu padre?” Esta es una de las cientos de frases disparatadas del genial libro La conjura de los necios, que me trae el recuerdo de lo que pasa en España y el sainete que acontece en Cataluña, que nos despertó de la siesta.

Es tiempo de nosotros

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

En la boca de un nido de cobras, el mortal más insensato cuenta hasta diez para meter su mano. Mejor  forrar tu mano con malla de acero y luego actuar antes de que el veneno de la codicia te destroce.

País que no se mueve

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

En medio de la tormenta de fuego y dudas apareció un huracán y todos a cubierto. Todos menos el ciudadano, que mira a todas partes y no sabe qué dirección tomar. Nos encontramos en un mar de confusiones, donde nada es lo que parece y nunca se llega al todo porque ese todo es tan relativo que se diluye de nuestras manos como el agua.

La mentira de un político es traición

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Si una persona miente o engaña a otra persona tira por la borda uno de los bienes más preciados que pueda poseer: la confianza. Si un político miente o engaña al ciudadano, no solo mina su confianza: es un traidor capaz de todo y le importa el suspiro de una hormiga los intereses de su pueblo.

No olvides que solo eres un hombre

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

La vida, tu mundo, esa luz que centellea y a veces truena, se puede apagar en un segundo. Y luego adiós: una oscuridad viscosa y negra que no respira, que está y deja que el tiempo apenas tenga nada. ¿De qué te sirvieron las riquezas, los desvelos por defender tu castillo de cristal si solo eres un hombre?

Distribuir contenido
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com