El butacón del Garci

La zumba y la justicia

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Falta poco tiempo para entrar en la vorágine de las urnas, un espacio de vidrio donde todo se acepta y las promesas de barro valen oro.

Puede

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Puede que pienses que la noche no tiene ventanas y que la luz de la luna siempre alumbra  el mismo norte; puede que tengas razón cuando dices que el horizonte es un cielo negro con los faros rotos y armadura de eternidad; que el hombre nunca encuentra al hombre y una sombra afilada los abraza.

El miedo que mueve al hombre

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

El miedo mueve al hombre. Miedo a lo que pasa detrás del muro, miedo a la persona que está en el otro de la puerta porque no sabes si esa persona tiende su mano en señal de amistad o si en la otra mano porta una pistola con la que te quitará la vida. El hombre tiene miedo a lo que no conoce. A veces también tiene miedo de lo que conoce.

Refugiados...y parados

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

La terrible guerra de Siria ha ocasionado un enorme flujo de desplazados: cuatro millones de personas huyendo de la muerte y tratando de buscar un lugar donde las alas de una paloma no se llenen de plomo y no le corten la cabeza a una persona por el mero hecho de pensar distinto.

Refugiados

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Los refugiados que llegan a nuestras costas huelen a humedad y a miedo. La mayoría tiene hambre y sed pero sus ojos y sus manos buscan desesperadamente asirse al gran tesoro que todos soñaron: la vida.

Tierra Prometida que mata

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Desgarra el alma observar cómo cientos de miles de personas (hombres, mujeres, ancianos, niños) tratan desesperadamente de cruzar las alambradas con un único fin: seguir viviendo. Esa gente se arroja a una vida que creen mejor porque al menos no huele a muerte.

País de hipócritas

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Nadie dice nada cuando Rodrigo Rato se acoge a su derecho a no decir ni palabra ante el juez cuando éste le pregunta dónde están los dineros que cobró por no hacer nada. Rato solo mira de arriba abajo al juez, agarra de la mano a su novia y se pierde en aguas de Mallorca donde muestra las lorzas de su abellotado cuerpo desde el yate que alquila a precio millonario.

Tres periodistas

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Se llaman Antonio Pampliega, Ángel Sastre y José Manuel López. Son periodistas. No pertenecen a ninguna empresa. Son autónomos, según el término laboral al uso de España; “freelance”, que así llaman en el término inglés a los periodistas que trabajan por su cuenta. Es decir, cobran por trabajo publicado; si no publican, aunque ellos envíen el trabajo, no cobran. Antonio Pampliega, Ángel Sastre y José Manuel López, periodistas, llevan casi medio mes desaparecidos en Siria.

La lealtad es una sombra que no conocen los tiranos

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

La lealtad es un pergamino que no puede exponerse al sol ni a la luz de los codiciosos. Roerán tus entrañas y morirás en el olvido. La lealtad tiene las manos rotas y la mirada llena de mar. No puedes ser leal dentro de la jaula de un león hambriento, aunque ese león te invite al otro lado de la jaula. Te despedazará.

Solidaridad que no entienden políticos ni periodistas

EL BUTACÓN DEL GARCI
José Manuel García-Otero

Conviene recordar para los que no quieren saber nada que Grecia pertenece a Europa y Europa, una buena parte de ella, está haciendo todo lo posible por arrojar a los griegos al territorio de los pasos perdidos: a su desaparición.

Distribuir contenido
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com