Casi dos mil trabajadores de Ferrovial en huelga por falta de convenio

Una semana sin servicio de restauración a bordo
España

Los trabajadores del servicio de restauración a bordo han mantenido una huelga de una semana de duración en los trenes de larga distancia españoles con motivo de protestas por la falta de un convenio colectivo en Ferrovial.

Desde el pasado 26 de febrero y hasta este domingo, los trenes de larga distancia no han podido disfrutar del servicio de restauración, al menos a manos de Ferrovial. Los trabajadores han llegado a esta decisión tras el bloqueo de las negociaciones del nuevo convenio por parte de la empresa durante un año.

Ahora, después de las denuncias de los sindicatos de que Ferrovial aplica el convenio de forma arbitraria, este ha sido revocado unilateralmente por parte de la empresa. “En un intento de desregularizar y empeorar las condiciones laborales en su conjunto”, según denuncia CCOO. De este modo, los trabajadores han decidido comenzar acciones de protesta.

Entre otras acciones, los trabajadores se han manifestado en diversas estaciones de Renfe de donde parten vehículos de Larga Distancia para poner en conocimiento a los usuarios la situación que están viviendo. "Queremos que la gente sepa porqué no va a tener servicio de restauración a bordo en su viaje. Estamos en huelga porque queremos defender nuestros derechos”, nos explica a El Diario Fénix un trabajador de Ferrovial.

En sus reivindicaciones destacan la remuneración -salarial o en días libres- de las jornadas que pasan fueran de casa. “Hay viajes que duran para nosotros tres días, y solo se nos pagan 12 horas, es decir, las que estamos dentro del tren. Pero mientras que no estamos a bordo también trabajamos cuidando del equipo, transportándolo y volviendo a colocarlo; además de que estamos fuera de nuestras casas. Eso no se nos compensa”, lamentan desde UGT Ferrovial.

Vulneración del derecho a huelga

La huelga ha sido un éxito. Ha tenido un seguimiento del 100% según los sindicatos, y ha tenido gran repercusión en Barcelona al coincidir con el Mobile World Congress. Sin embargo, no ha sido fácil y la empresa continúa sin hablar con los sindicatos. Estos ya han anunciado que, de no llegar a ningún acuerdo continuarán con las medidas de presión hasta conseguir su objetivo.

El Comité de Huelga de la empresa además ha denunciado en repetidas ocasiones ante Inspección de Trabajo la “vulneración del derecho a huelga de Ferrovial”. Según figura la denuncia, la empresa sustituyó a los trabajadores en huelga por empleados temporales. Una situación que también denunció el representante en el Senado de Unidos Podemos, Ramón Espinar, durante la manifestación que los sindicatos de Ferrovial convocaron el pasado viernes y que recorrió la capital madrileña.

Trabajo admitió estas denuncias e instó a la empresa a cesar en estas prácticas. No obstante, no es la primera vez que es amonestada por esta entidad. En 2016 fue condenada por encomendar “tareas vejatorias” a sus empleadas en Michelin o Mercedes; en 2015 por su servicio en la limpieza de los ambulatorios; y este mismo domingo ha sido condenada a ceder la gestión del servicio 112 de Cataluña por denuncias de los empleados.

Renfe, de perfil

En cuanto a este conflicto, los trabajadores han solicitado a Renfe que medie al tratarse de un servicio prestado a su empresa. Sin embargo, la compañía ferroviaria no ha contestado a la petición obteniendo las críticas de sindicatos y empleados. “Se ha puesto de perfil ante un conflicto que concierne”.

Y es que, la empresa pública también ha tenido conflictos con la plantilla de trabajadores. “Cada año publica las licitaciones de servicios más baratas”, explica Luis Miguel, portavoz de UGT en Ferrovial. Esta situación quiere decir, que las empresas cada vez tienen que ofrecer sus servicios con menor presupuesto, lo que tiene consecuencias.

Así, en 2014 Ferrovial propuso un ERE, pero en esta ocasión fue negociado. En principio afectaría a 500 personas, aunque finalmente fueron 256. A cambio, la plantilla tuvo una reducción de salario del 5,25% durante dos años. Además, los trabajadores denuncian que desde esa fecha, sus condiciones laborales y económicas se han visto gravemente mermadas.

Ahora, ha puesto un ERTE sobre la mesa que afectaría a 452 trabajadores. La medida supondría la reducción de jornada y salario con carácter individual, pudiendo estar éste entre el 10% de reducción y el 17,5%. Una medida que desde los sindicatos se rechaza de pleno.

Estas reducciones se derivan directamente de la disminución de presupuesto impuesto por Renfe. Ahora, a este problema de presupuesto se le añade el Convenio, a través del cual los trabajadores quieren conseguir una mejora en el trabajo con la remuneración -salarial o en días libres- de las jornadas que pasan fuera de casa por motivo de viajes.

Solo queremos que se nos paguen los días que estamos fuera. No estamos cerrados al dinero, también podemos barajar obtener días libres”, explican a El Diario Fénix. Todo estipulado en un convenio, ahora inexistente, que señalaría el marco laboral legal a trabajadores y empresa.  

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com