Con Iniesta empieza todo

PIQUÉ MARCA EL GOL DE LA VICTORIA ANTE RÉPUBLICA CHECA
España

España se reencontró consigo misma en el debut de la Eurocopa, de las botas de un Andrés Iniesta sublime, elegante, maduro y líder, alimentando de ilusión algo más que una victoria. Incluso el agónico gol de Piqué en los últimos minutos recuerda a aquella selección que campeonaba homenajeando al fútbol, meciendo el balón como sólo Guardiola con los ojos Cruyff ve.

No hay enemigo pequeño”, me dijo Salva tras la victoria de Francia con el trallazo de Payet. Salva es un joven con 87 años de fútbol que entiende el juego con una lucidez inusitada para su vista cansada, que acompaña y alienta a su nieto los domingos en la grada, y me comenta por Whatsapp las crónicas todas las jornadas.

A la victoria por la mínima del anfitrión, le siguió el empate de Inglaterra y -días más tarde- Alemania vencía sin convencer con la autoridad de un Campeón del Mundo. Asimismo, Croacia -en el grupo de España- daba un recital con Modric como director de orquesta, alimentando las dudas sobre la competitividad de un combinado nacional atribular desde el desastre de Brasil.

Con De Gea en la portería y Sergio Ramos luciendo brazalete, España arrancó la Eurocopa frente a una República Checa que -sin vergüenza- rodeó a su mejor hombre para intentar sobrevivir al baile español. Aún protegido, Peter Cech tuvo que emplearse a fondo para desbaratar las ocasiones que la hiperactividad de Morata generaba.

El conjunto español dominaba -como siempre- con cierta continuidad -como antaño-, gracias a la precisión y velocidad en la salida de balón de los centrales y a la movilidad de Silva, que recibía, aguantaba y filtraba. Iniesta apareció un poco más tarde -Cesc, no-, marcando el ritmo de un equipo que si no marcaba era por la ansiedad de Nolito o la categoría de Cech.

A esta fluidez, le acompañaban las líneas adelantadas que propiciaban la recuperación rápida tras pérdida, y cierta falta de profundidad ante rivales fortificados en su frontal. Ambos, rasgos característicos de la España que nos alegraba los veranos, volvían a exigir la verticalidad de los laterales, así como la coreografía sacrificada del delantero -papel más ingrato del esquema- para generar alguna ocasión de peligro. 

Lo mejor del fútbol español es la preciosidad con la que vence, habida cuenta de la complejidad de su propuesta, esta España existe sólo gracias a Iniesta. Recién arrancó la Eurocopa y las notas se dan siempre a final de curso, sin embargo hoy he recordado a Xavi sin echarle de menos...así que...gracias, Andrés, contigo empieza todo.

@adricortesp

Comentarios

Si Iniesta o Xavi hubiesen sido italianos o brasileños en Europa, habrían sido declarados mejor jugador del mundo. Magnifica cronica escrita por quien sabe y le gusta el "furbo".(versión Villar).

Bien está lo que bien empieza.

Estoy de acuerdo, con gente como Iniesta el fútbol es más que darle patadas a un balón.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com