El relato patriótico y reformista

RESENEKA
Alberto Vila

Créalo, según El Confidencial, España acaba de presentar su candidatura oficial para presidir el Foro Global de Transparencia e Intercambio de Información con Fines Tributarios de la OCDE. Es un marco diseñado en 2009 donde se revisa si un determinado “paraíso fiscal” cumple o no con los estándares de este organismo en transparencia fiscal. Según el medio la designación se conocerá este mes.

Este es un claro ejemplo del esfuerzo por construir un “relato” por parte del partido en el gobierno. Como Cameron que, cogido en una mentira, promueve un conjunto de leyes en UK para prevenir lo que lo tiene bajo los focos de la opinión pública: la sospecha de evasión fiscal. Esta aparente hipocresía va en el pack del “relato patriótico”.

Al mismo tiempo, pareciera que para el Partido Popular, para ser patriota y estupendo hay que ejercer la elusión en paraísos, aprovechar las amnistías y, como colofón elegante, negar toda evidencia. Ello, en tanto no se legisle la manera de penalizar esas prácticas adecuadamente. Porque esto no sólo no ha sido posible, sino que se ha ido en la dirección de facilitar que las conductas sospechadas se liberen de sus responsabilidades administrativas, civiles y penales. La norma sobre el enjuiciamiento criminal, aprobada por el Gobierno en funciones, es una clara muestra de lo que afirmo. La propia UE se ha construido en torno a la elusión. Su actual presidente, Juncker, ha apoyado estas prácticas legales por el mero hecho de haberse aprobado leyes que desregulan al respecto.

Los documentos del #panamapapers dados a conocer dejan todos los días a la vista el inaceptable grado de impunidad con el que se han estado manejando. Pese a ello, el ministro Cristóbal Montoro minimiza las consecuencias que dichos usos han tenido para las arcas del Estado. Tal vez se apoye en la opinión del ministro de Justicia en funciones, el señor Catalá no estima oportuna una investigación parlamentaria en relación a su colega de Industria. La asociación GESTHA, de los técnicos de Hacienda, viene denunciando la laxitud con la que se está investigando el gran fraude. Resulta llamativo que el ministro Soria dé instrucciones al Fiscal General del Estado para que actúe. ¿Instrumentalización de las instituciones de España o desconocimiento del alcance de sus atribuciones?

En medio de estos acontecimientos, la verdadera batalla que se libra es la del relato, storytelling según los anglosajones, que se está construyendo para permitir que se sigan manteniendo estas anomalías. Podríamos hacer un repaso a las técnicas electorales que ya están en marcha desde el 20D.

El relato es el alma de la campaña, los mensajes que lo componen son esencialmente  emocionales. Estos mensajes deberán ser persuasivos, llenos de apelaciones elevadas. Que contagien ilusión. Claros, sencillos y directos. Para la neuropolítica, el modo más directo para llegar al cerebro de un votante es el sentimiento. Las palabras más usuales de cada storytelling se han venido repitiendo, una y otra vez, con el objetivo de que las personas comiencen a utilizarlas. De ese modo se “acercará” ese electorado al relato correspondiente. Su mente estará “inoculada” con palabras que construirán percepciones de la realidad más conveniente a cada partido. Esta es la base del “relato reformista” construido por la derecha de Rivera. Por cierto, la misma que apoyó Mario Conde, gran creador de relatos.

Estamos en presencia de la “Política de Emociones”. Con el aparente respaldo de programas electorales con decenas o cientos de medidas y propuestas concretas. Todo, aunque no se explique cómo se llevarán a cabo. Eso no importa, lo que cuenta es el impacto emocional. Por ello hay que simplificar, la mente de las personas es perezosa. Dos o tres ideas fuerza. El resto se deja a la imaginación y a la repetición por todos los canales posibles.

Un relato sencillo apela a emociones contenidas en  pocas palabras, en  frases que apelen a lo indiscutible: orgullo, experiencia, cambio, transparencia, honestidad, ilusión. Comprueben. Para el PSOE el cambio, la transversalidad. Para el PP la experiencia, la gobernabilidad. Para IU la honestidad, el mantenimiento de principios. Para Ciudadanos la transparencia, la renovación. Para PODEMOS la ilusión, la posibilidad del cambio. Aunque todos combinen de los restantes ingredientes. Sin embargo, la realidad está poniendo a prueba los respectivos relatos. Los hechos son contumaces y, pese a que se están difiriendo decisiones para aplicar las indicaciones de la Troika, el ciudadano está sintiendo la presión de la incertidumbre. Las personas “saben” que esta calma es sólo una apariencia engañosa. Pese a las esperanzadoras votaciones que se han dado estas semanas, quizá antes de septiembre regresarán los hombres de negro, sólo bastará conocer el resultado electoral.

La realidad se nos caerá encima a partir de septiembre. Todo, porque mucho me temo, se está procurando impedir que las futuras Cortes legislen normas para evitar que se sigan eludiendo las consecuencias de los actos que están perjudicando a la mayoría de españoles. Solo desean mantener inaceptables privilegios montados en “relatos engañosos”.

De cada uno de ustedes depende. 

@Reseneka

España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com