La cara B del concurso de contrataciones en Correos

Los sindicatos lo califican de "parche" ante la falta de personal
España

La empresa pública Correos mantiene un proceso de convocatoria público desde el pasado mes de enero. En él, oferta 1,606 puestos de trabajo en su empresa, a los cuales puede optar cualquier persona que se presente al examen previo pago de 10€ de tasas, más el correspondiente temario y cursos de formación.

Una oferta que se ha vendido como la oportunidad para poder entrar a formar parte de la empresa. Concretamente, gran parte de las 124,000 personas que ya han pagado para presentarse al examen -los temporales de la empresa no superan los 10.000-, son externas a Correos. Pero, ¿que probabilidades tienen de entrar?

Casi ninguna. En las propias bases de la convocatoria se especifica que gran parte de los puntos, que marcarán el acceso o no al puesto, se decidirán en función de la antigüedad en Correos. Y es que este concurso está pensado para la contratación de gran parte de los eventuales que ya trabajan en la empresa. Un conjunto que, según cálculos del sindicato CGT, son más de las plazas ofertadas.

Es tan sólo un parche

Actualmente, la mayor parte de los trabajadores de clasificación en horario nocturno son eventuales. Por ejemplo, en Barajas, el mayor puesto de clasificación de Correos, son el 70%”, explica Sheila, delegada sindical de CGT. Y es que, la destrucción de puestos de trabajo por parte de la empresa les ha obligado a recurrir cada vez más a esta figura.

Según los cálculos de este sindicato, en los últimos cuatro años se han perdido más de 360 carteros sólo en la Comunidad de Madrid. “Las reestructuraciones son constantes”, denuncian. Estas reestructuraciones consisten en el rediseño de las secciones, es decir, las calles y portales que corresponden a cada cartero. Con la eliminación de carteros, las secciones de los que mantienen su puesto aumentan cargando de trabajo a los que se quedan. Y no son la única forma que Correos tiene de eliminar puestos de trabajo.

Cuando en un concurso de reajuste -usados para cambiar de destino- no se cubren todas las plazas que se ofertan, estas quedan vacantes y no vacías y no vuelven a ofertarse”, explican. Tanto es así que el propio sindicato denunció la pérdida de 35 puestos en el último concurso, realizado en diciembre de 2015. “Quedaron vacantes y algunos de los empleados fijos-discontinuos y fijos en jornada parcial las solicitamos pero no nos dejaron al no ser fijos a tiempo completo. Ya no hemos vueltos a saber nada de esas 35 plazas”, lamentan.

Más trabajo y menos trabajadores 

Esta reducción de la plantilla se produce en un momento en el que el comercio electrónico espera aumentar el envío de paquetería exponencialmente estas navidades. Si en los últimos años, ha crecido una media de 15% al año, esta temporada se espera que sea la mayor de toda la historia. Sin embargo, Correos no está preparado.

Ya ocurrió el año pasado. En Navidades recibimos un incremento brutal de envíos y los paquetes que llegaban a través de Barajas se quedaban agolpados por falta de gente. AENA nos llegó a llamar la atención puesto que, al no haber gente que colocara y clasificara los paquetes, estos en ocasiones se agolpaban en las pistas. No dábamos a basto”, explica Sheila, una de las trabajadoras que vivió la situación.

Y la situación no pinta mejor ahora. Este año ha habido una reducción en los trabajadores de clasificiación y en los carteros de reparto. “Hay menos gente para clasificar los paquetes y las cartas con lo cual llegan a los puestos de Correos más tarde, allí se vuelven a clasificar por los propios carteros en función de los distritos, un trabajo que lleva tiempo y por lo tanto sales más tarde a repartir. Tienes menos tiempo para ahora tienes más portales, más paquetes, más pesados... y eso cuando no tienes parte de la sección de tu compañero que se ha puesto malo hoy y esa baja no se cubre. No hay tiempo”.

El concurso es insuficiente 

Pero el concurso no es la solución. Para el sindicato, el número de plazas es insuficientes y, además, no supondrá la contratación de nuevo personal. “Seguiremos siendo los mismos pero en lugar de tener un contrato eventual, será fijo”, explican. “Es una solución para los compañeros eventuales pero no para la empresa”, matizan.

Por eso, desde CGT se insta a la empresa a aumentar de forma real la plantilla y parar la destrucción de puestos de trabajo. “Dinero hay, según los últimos informes, la empresa ha tenido un aumento en la facturación pero lo invierten en PDA's, drones o home packs cuando hay compañeros que ni tienen uniformes de trabajo”.

Para el sindicato, este reparto sólo tiene una explicación: “lo hacen de cara a la privatización: quieren destruir el servicio pero mejorar las infraestructuras para que la venta sea más fácil”. Una denuncia que ha sido reiterada desde que la empresa entró en SEPI. “No sabemos cuándo ocurrirá, pero la privatización llegará”, sentencian.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com