La violencia irrumpe globalmente

EL MUNDO SUFRE EL AZOTE DEL TERRORISMO ISLÁMICO Y TAMBIÉN RACISTA
ARGENTINA

La violencia irrumpe en la política global y EE.UU. no es ajeno a ello, aunque no sea en la forma esperada. Desde el ataque del terrorismo islámico de setiembre de 2001, un ataque del mismo en el propio territorio ha sido considerado la mayor amenaza para el país. Pero en las últimas semanas la violencia ha derivado del conflicto racial afro-americano. Un ex combatiente de Afganistán, dio muerte a cinco policías en Dallas y un ex marine que prestó servicios de Irak, a tres en una localidad de Luisiana.

Los agresores no fueron musulmanes captados por el EI, sino estadounidenses que han combatido contra este tipo de organizaciones en las dos guerras derivadas de los ataques del 11S. Esto se da en un contexto en el cual el discurso de Trump ha exacerbado la hostilidad hacia los migrantes y matanzas sobre población civil inocente llevadas a cabo por desequilibrados, han agudizado el debate sobre el libre acceso de los ciudadanos estadounidenses a las armas de guerra, que Obama quiere limitar y el candidato republicano no.

Un ataque del EI o alguno de sus "lobos solitarios" -como se denomina a los terroristas individuales que actúan en su nombre por propia iniciativa- puede tener lugar en los menos de cuatro meses que restan hacia la elección presidencial, pero la realidad es que hoy es el conflicto racial y no la inmigración, lo que emerge con mayor capacidad de generar violencia. 

Europa en los últimos días da en cambio la muestra de la violencia del terrorismo fundamentalista islámico con el ataque de Niza. La fecha (14 de julio, día nacional de Francia) tiene valor simbólico. El suicida   -que dio muerte a decenas de personas- es la clave de la agresión, como viene sucediendo con los ataques del terrorismo fundamentalista islámico. Un joven de origen tunecino es el atacante perteneciente a una familia que ha militado en causas extremistas.

A medida que avanza la investigación, va cayendo la tesis de que se trató de un desequilibrado que actuó por cuenta propia. Van surgiendo indicios de que había otros participantes en el ataque y el EI  terminó adjudicándoselo. Cinco días después, un joven afgano de 17 años hirió cuatro alemanes a hachazos en un tren alemán. En su habitación, se encontraron banderas del EI. Aunque se haya tratado de un "lobo solitario" claramente su acción es consecuencia de la propaganda de esta organización, que ha convocado públicamente a través de las redes sociales a atacar a los occidentales en su propio territorio.

El ataque en Alemania, va a exacerbar la reticencia de la opinión pública del país a la inmigración de origen musulmán, la que constituye un problema de seguridad por la posibilidad de infiltración de terroristas. Acciones como las de Niza y el ferrocarril alemán, no sólo van a incrementar el rechazo a los refugiados, sino que también van a mejorar las posibilidades electorales de candidatos populistas como Mary Le Pen en Francia.

Cabe mencionar que 54% de los holandeses piden un referéndum, como el del Brexit, que el 2 de octubre en Hungría se vota otro para rechazar el sistema de cuotas para distribuir refugiados en sus diferentes países según su población y el mismo día es la segunda vuelta de la elección presidencial en Austria, entre un candidato neonazi y un ecologista. 

El golpe militar que fracasó en Turquía ha tenido una alta cuota de violencia y deja una situación inestable en el país y su entorno. Los muertos son cerca de 300, aproximadamente la mitad militares y la otra civiles. Los heridos se acercan a los 1.500. Hay  más de 6.000 detenidos en la purga que Erdogan ha emprendido en las Fuerzas Armadas y la justicia. En el área de educación, han sido cesados 15.000 docentes. Se registran  once buques de la Marina, incluida una fragata, que están con destino desconocido y estarían complicados en el golpe. En Grecia han llegado varias decenas de militares turcos buscando asilo y han sido procesados por entrar ilegalmente al país. Erdogan analiza aplicar la pena de muerte a los jefes del alzamiento, comenzando por el Jefe de la Fuerza Aérea, que lo ha liderado.

La UE ha amenazado con suspender el proceso de incorporación de Turquía que está en desarrollo si la aplica y un mensaje similar ha hecho llegar EE.UU. respecto a la pertenencia a la OTAN. Pero tanto Washington como Moscú respaldaron a Erdogan frente al intento de golpe, porque ha pasado a ser un aliado en la lucha contra el EI en Siria. La inestabilidad deriva de que el gobierno turco venía enfrentando una guerra interna con los separatistas kurdos, otra con el EI, tenía acciones de resistencia de grupos extremista de izquierda y ahora enfrentará núcleos de resistencia en las Fuerzas Armadas, pese a haberlas depurado tras el golpe. 

La lucha contra el EI en Siria e Irak se desarrolla con intensa violencia y dicha organización pierde terreno en el propio Califato, aunque aumenta sus acciones terroristas fuera del mismo. Esta organización ha perdido la mitad o algo más del territorio iraquí que controlaba a comienzos del año pasado y la cuarta parte del sirio. El asedio de Mosul, la capital del Califato, ubicada en Irak se estrecha y fuerzas francesas han comenzado a participar en las operaciones junto a las estadounidenses, tras el atentado de Niza.

En Siria, los ataques de las fuerzas regulares entorno a la ciudad de Alepo están provocando decenas de muertos entre la población civil. En los últimos días, atentados terroristas suicidas atribuidos a integrantes o simpatizantes del EI, han tenido lugar en Bangla Desh, Estambul, Arabia Saudita y otros países del amplio continente asiático. Líderes religiosos musulmanes han pedido a Occidente piedad con sus muertos por el terrorismo, que son muchos más que los occidentales y la máxima autoridad religiosa sunita ha condenado el atentado de Niza.  

En conclusión: cuando EE.UU. consideraba como principal amenaza al terrorismo fundamentalista islámico, emergió la derivada del conflicto racial afro-americano, con ex combatientes de Afganistán e Irak asesinando policías; en Europa, el atentado de Niza como el ataque del tren alemán muestran que por conducción, instigación o imitación, el EI tiene una gran capacidad de acción en Occidente; el fracasado golpe militar en Turquía, ha provocado más muertes que cualquiera de los atentados del terrorismo fundamentalista islámico y deja una situación de fuerte inestabilidad en este país que es clave en lo estratégico y la ofensiva contra el EI en Irak y Siria, se desarrolla con éxito, pero el Califato responde con acciones terroristas suicidas en Europa, Asia y Africa, ya sean coordinas o espontáneas.

 

http://www.nuevamayoria.com/index.php?option=com_content&task=view&id=5164&Itemid=47

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com