MrGranBomba y su bofetada

España

¿Quién es MrGranBomba, os diréis? Pues uno de los youtubers más conocidos y con más seguidores de España. Por tener un determinado número de seguidores en tu canal de Youtube, esta plataforma de vídeos te remunera, llegando a adquirir algunos de ellos gran notoriedad como El Rubius, que les permite suculentos ingresos o tener el honor de que un tuit suyo que dice “limonada” sea el más retuiteado de la historia de España.

Me pregunto, a raíz de esto, por qué MrGranBomba, este ídolo para un determinado sector del mundo patrio ha adquirido una popularidad más allá de estos círculos. Por una torta que se llevó. La especialidad del alicantino MrGranBomba es gastar bromas pesadas, como por ejemplo, interrogar a una chica por cómo llegar a la Plaza de los Luceros pero con preguntas como ¿puedes decirme, cara de merluza, cómo llegar al lugar en cuestión?, esperando su reacción y, por supuesto, grabar la acción en vídeo para subirla a su canal.

Sin embargo, el otro día dio en hueso, pues, como ya sabéis muchos, le pregunta a un repartidor y le llama “cara anchoa”. El tipo en cuestión se enciende y MrGranBomba se lleva una galleta.

A raíz de esto las redes sociales, especialmente ese lodazal en que se ha convertido Twitter se divide en un bando que apoya la reacción del repartidor y otro que da la razón al youtuber.

Evidentemente, como conclusión, ambas acciones son reprobables. No entiendo cómo un tipo que se gana la vida grabando vídeos provocativos tiene detrás tal cantidad de seguidores, que le permite, al menos vivir con cierta holgura o, por lo menos, pagarse ciertos lujos, no lo entiendo. Entiendo, por ejemplo que otros youtubers con mucho gancho como Luzugames, lo hayan conseguido, pues sus vídeos especializados en el vídeojuego te regalan siempre una sonrisa con su positividad y corrección, pero lo de MrGranBomba y otros similares, no. Por supuesto que tampoco apoyo a la otra parte, pues no está para nada justificada una agresión y, aunque se diga que fue provocada por un insulto, no se puede tolerar ese tipo de comportamiento.

Pero lo más grave no es eso, sino que haya infinidad de personas que, o bien le ríen la gracia al youtuber, o bien se ensañan por él y hacen jalean la bofetada del repartidor. Son ambos casos, síntoma, de la misma enfermedad, de una sociedad enferma. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com