"Nos sentimos abandonados por el ministerio de Agricultura"

COMUNICADO DE LOS TRABAJADORES
España

Desde ATBRIF de nuevo nos vemos obligados a  denunciar  y  hacer público el desamparo en el que se encuentra el colectivo de trabajadores de las BRIF;  gestionadas por la empresa pública TRAGSA  y  pertenecientes al MAGRAMA ( ministerio de agricultura, alimentación y medio ambiente).

Sufrimos una triste y penosa situación que año tras año tienen que hacer frente algunos  compañeros de las 10 bases de este dispositivo y que  por desgracia va en aumento puesto que la media de edad del dispositivo va envejeciendo y desgastándose físicamente; sin ver solucionada su salida cuando ya no pueden seguir prestando servicio después de toda una vida y vocación luchando contra el fuego; una salida que no es otra, que la del PARO.

Situaciones que ponen de manifiesto el  total  abandono que sufrimos cuando a causa de un accidente (laboral o enfermedad) y en definitiva consecuencias que pueden ser derivadas del desgaste físico al que nos vemos sometidos  por la peculiaridad de nuestro trabajo en extinción y prevención de incendios forestales.

 Estos casos ocurren actualmente en nuestra profesión,  y desgraciadamente  son ejemplos con nombres y apellidos; hoy les ha tocado el turno a  dos compañeros que  han sido despedidos; Pedro García Gener  y Jorge Rodríguez Luaces, de las Brigadas de refuerzo de Incendios Forestales (BRIF).

El compañero Pedro que presta servicio como Especialista desde 2007 en la base BRIF de LUBIA. Realizando las tareas propias de su profesión sufrió un accidente; un tronco se desplomo en su cabeza  ocasionándole una fractura de la vértebra cervical C-5 y aquí comienza su calvario de 6 años y los que parecen seguirá sufriendo. Tras el accidente acudió a la Mutua y mediante una prueba de rayos x; vieron que sufría una fractura cervical. Posteriormente, el especialista medico ordenó la realización de un tac en el que comprobaron la gravedad de la lesión. Deciden operarle de inmediato. Dicho y hecho; Pedro es operado y sin rehabilitación de ningún tipo vuelve a reincorporarse a su vida normal. Intentando poco a poco sobreponerse al dolor con la premisa de coger de nuevo la dinámica laboral; Estuvo así varios meses intentando recuperar su vida. Finalmente con el inicio de la campaña de extinción tuvo que abandonar; ya que la vuelta al trabajo provocó sendas hernias discales de las que tuvo que ser operado posteriormente.

 Cada reconocimiento médico  anual para su incorporación al trabajo obviamente no lo superó; Desde aquí en adelante todo se resume en un increíble cumulo de despropósitos, juicios…. En definitiva un auténtico calvario que solo él conoce; un sufrimiento que todavía a día de hoy  no se sabe cuándo acabará. Ya que el recurso presentado por el INSS ante el Tribunal Superior de Castilla y León ha revocado la sentencia que le otorgaba al compañero Pedro el mínimo de justicia y dignidad que le corresponde mediante la incapacidad laboral. Posteriormente también su causa no ha sido admitida a trámite por el Tribunal Supremo. Tras dos años sin percibir ninguna cantidad económica y mantenido en parte gracias a la aportación económica de sus compañeros (entre otras),hay que sumarle también   que su situación era de excedencia forzosa en la empresa y por tanto las consecuencias que conlleva( no puede acceder a ningún tipo de prestación como puede ser la de desempleo) acentuando todavía mas su sufrimiento, un sufrimiento en el que nos vemos reflejados sus compañeros sin saber si seremos nosotros los que pasemos por una situación similar……

También en esa misma dinámica se encuentra el compañero Jorge, que aunque distinta su situación el final a sido el mismo; “no vales, pues  a la calle y búscate la vida”.

Sufrió un accidente mientras practicaba deporte en su tiempo libre en el año 2012; el cual provocó una rotura en la meseta tibial. Fue operado y tras la correspondiente rehabilitación. Los médicos le recomendaron no volver a trabajar ya que recaería progresivamente e iría a peor. Hace unos días fue también fue despedido y ahora se encuentra a la espera de un juicio que le reconozca la incapacidad laboral.

Nuevamente estos casos  ponen en evidencia que la profesión de bombero forestal tiene que verse  regulada; cambiando  y adaptándose  al tipo de trabajo que realizamos, puesto que desempeñamos un duro trabajo en la extinción y prevención de incendios forestales con alto nivel de penosidad y toxicidad.

Estos acontecimientos motivan  nuestra preocupación e inquietud entre  nosotros y nuestras familias, ya que el día de mañana nos vemos totalmente desprotegidos y ``en la calle´´ ante situaciones como las anteriormente descritas.

Justificando una vez más  nuestras reivindicaciones; una SEGUNDA ACTIVIDAD,  una CATEGORIA PROFESIONAL en las que se nos reconozcan el trabajo que realizamos( como están dando pasos en diversas CC.AA Y que a nosotros MAGRAMA Y TRAGSA nos niegan) los riesgos a los que estamos expuestos, así como enfermedades profesionales propias del desempeño de nuestra actividad; y en definitiva MEJORAS en nuestras CONDICIONES LABORALES,  por  todas estas razones no cesaremos en nuestra  lucha y trabajo hasta conseguirlas.

 

Nuestro ánimo y solidaridad con Pedro y Jorge.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
España

(C) El Diario Fénix 2011        Contacto:  redaccion@eldiariofenix.com